Arquitectura, Arte, Diseño, Eventos, Nota de Prensa, Nota de Prensa, Sostenibilidad, Últimas Noticias

Eindhoven en la vanguardia del sector tecnológico: un coche eléctrico que absorbe el CO2 del aire

Zem, un auto que absorbe la contaminación es la última propuesta de la Universidad Técnica de Eindhoven.

 

Zem, el auto absorbe la contaminación

Viajar en coche con la mayor frecuencia posible porque es bueno para el medio ambiente, parece algo imposible de decir hoy. Quizás pronto podrá ser una realidad gracias a que un grupo de estudiantes de la Universidad de Eindhoven están desarrollando un coche que puede eliminar 2 kilogramos de CO2 del aire cada año, que es el 10 por ciento de lo que captura un árbol cada año.

 

Previamente, el Lightyear ya puso de manifiesto que es posible un automóvil que funcione con energía solar a través de la integración de paneles solares. Pero el equipo de estudiantes de TU/ecomotive, afiliado a la Universidad Tecnológica de Eindhoven, está dando un paso más con su proyecto Zem, un automóvil capaz de eliminar el CO2 del aire.

 

Un coche que captura más CO2 del que emite, ¿cómo funciona exactamente?

“Estamos haciendo que el coche circule mediante carga bidireccional (los coches eléctricos bidireccionales no solo se recargan, sino que también pueden funcionar como fuente de energía) y paneles solares. Por ejemplo, hemos desarrollado un sistema que captura CO2 mientras el coche está en marcha. Hemos desarrollado e implementado este sistema este año. Todavía está en construcción, pero ya puede eliminar 2 kilogramos de CO2 del aire por año. Esto equivale al 10 por ciento de lo que un árbol puede absorber al año’, afirma Louise de Laat, líder del equipo de investigación.



¿El Zem necesitará estaciones de carga?

‘Sí, también hemos desarrollado este aspecto al crear una integración adicional que le permite quitar el filtro del automóvil y colocarlo en la estación de carga. Al cargar el coche, también se limpia el filtro y el CO2 se almacena en un depósito externo y puede utilizarse de nuevo para la nutrición de cultivos agrícolas. Muchas otras industrias también están tomando medidas para dividir el CO2 en carbono y oxígeno’, explica de Laat.

 

“Este coche puede alcanzar los 120 kilómetros por hora, pero lo hemos fijado en 60 kilómetros por hora por motivos de seguridad. La idea es que un nuevo equipo de estudiantes continúe desarrollando el automóvil el próximo año”, añade Laat.

 

Además, el CO2 eliminado puede eventualmente convertirse en nueva energía y servir por ejemplo para cargar el móvil en nuestro coche.

 

Más información:

https://www.tuecomotive.nl/our-family/zem/