Arquitectura, Arte, Diseño, Sostenibilidad, Últimas Noticias

Vivir en un silo en Eindhoven

Los silos de grano alto forman parte del paisaje familiar en los paisajes rurales holandeses.

 

Lo que es menos conocido es que muchos están vacíos y son redundantes debido a la optimización agrícola y la reducción del ganado relacionado con los objetivos climáticos. Costosos de desechar e imposibles de reciclar, los agricultores a menudo simplemente los dejan en pie.

 

Movida por la fascinación que estos silos le generaban en su infancia, la diseñadora Stella van Beers reutiliza este objeto obsoleto y transforma este contenedor de almacenamiento de siete metros en una residencia de dos niveles.




En su proyecto llamado Silo Living, Van Beers transforma la estructura agrícola en desuso en un espacio habitable que está convencida funcionará como hogar de cortas estancias.

 

No se utilizará para vivienda permanente, sino que se construirá siguiendo las normas de construcción holandesas para cabañas de excursionistas.

 

Accesible a través de una escalera de caracol, este refugio humano vertical cuenta con una sala de estar llena de luz, un dormitorio tipo loft con una cama de 200×120 y un ojo de buey con vistas a la azotea.

 

 

Si bien los silos no tienen las proporciones ideales para vivir, ofrecen algunos beneficios únicos. A menudo se pueden instalar en lugares rurales sin permiso de planificación y están fácilmente disponibles en los Países Bajos.

 

Con este prototipo Van Beers espera inspirar nuevos usos para estos silos en desuso, que de otro modo serían costosos de desechar e imposibles de reciclar.

 

El primer prototipo de silo living se instalará en el área Strip-T de Eindhoven el próximo 25 de marzo de 2022.


Strijp-T se encuentra junto a Strijp-S y forma parte de las antiguas fábricas de Philips, hoy destinadas a proyectos de innovación y diseño.