Arquitectura, Noticias, Sostenibilidad, Últimas Noticias

El edificio más saludable de Holanda estará en Rotterdam

El estudio de arquitectos Mei anuncia la construcción de SAWA, un edificio residencial de madera y circular de 50 metros de altura, que aporta valor al barrio y a la ciudad en el sentido más amplio. “Valores compartidos” que consisten en la reducción de CO2, la mejora de la biodiversidad y la creación de un edificio circular con viviendas asequibles para una comunidad inclusiva.

 

 

La característica excepcional de SAWA es que el edificio está construido íntegramente con CLT (Madera Contralaminada), por lo que el uso de hormigón se reduce al mínimo. Esto convierte a SAWA en el primer edificio residencial de madera más alto de Rotterdam y en el edificio más saludable de los Países Bajos. El edificio se distingue en por las generosas terrazas verdes, que remiten a la historia del lugar y al mismo tiempo refuerzan la biodiversidad del barrio Lloydkwartier, donde se empezará a construir esta primavera.

 

Un concepto revolucionario que se nutre de la ambición por contribuir a la reducción de las emisiones de CO2 y el logro de los objetivos climáticos nacionales e internacionales.

 



Valores fundamentales de SAWA

El diseño de SAWA se basa en cuatro valores fundamentales clave: reducción de CO2, mejora de la biodiversidad y creación de un edificio circular con viviendas asequibles para una comunidad inclusiva:

 

Reducción de las emisiones de CO2

En el contexto de los Acuerdos Climáticos de París y Glasgow, el Acuerdo Verde Europeo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y los objetivos del Ayuntamiento de Róterdam para reducir las emisiones de CO2, el edificio SAWA será construido prácticamente en su totalidad con CLT. En primer lugar, la madera almacena CO2, reduciendo así las emisiones. Además, es un excelente material de construcción porque, en comparación con el hormigón, es más ligero, más rápido, más seguro, más duradero y también reutilizable. Y sobre todo, es mucho más confortable que cualquier otro material de construcción.

 

La madera se dejará a la vista en la medida de lo posible en las viviendas y en las galerías y balcones. Solo donde sea necesario (almacenamiento, aseo, baño) se terminará con yeso.

 

La innovación de SAWA radica en reunir todos los elementos que ayudan a construir un edificio residencial de 50 metros de altura cuya estructura y estructura principal estará compuesta en más de un 90% de madera. Junto a un equipo de expertos internacionales, se han combinado las soluciones existentes y se han ideado innovaciones para optimizar el uso de la madera; minimizar la cantidad de hormigón y acero en el diseño; y resolver los consiguientes problemas de fuego, ruido y vibraciones.

 

 

Circular

SAWA está construido con un sistema de construcción modular de madera, utilizando soluciones secas que no necesitan fundición, de manera que cada uno de los elementos utilizados en su construcción se pueden separar y reutilizar en un futuro.

 

El diseño de SAWA se basa en el principio de construcción abierta: la estructura de soporte principal consta de pisos, vigas y columnas. Esto crea un alto grado de flexibilidad y libertad de diseño y contribuye a la preparación del edificio para el futuro.

 

Además, la estructura es de Madera Contralaminada (CLT) y la madera proviene de árboles de bosques de producción sostenible (por cada árbol que se tala, se vuelven a plantar tres). Los demás materiales utilizados son, en la medida de lo posible, de base biológica y cuentas con un pasaporte de trazabilidad.

 

Biodiversidad

La migración a la ciudad continúa. Las ciudades holandesas continúan creciendo y la calidad de vida está bajo una presión cada vez mayor. Las consecuencias de esta urbanización en el ecosistema humano, como las inundaciones, el estrés por calor y el aumento de las emisiones de CO2, son cada vez más evidentes. Al mismo tiempo, el hábitat de pájaros, abejas, mariposas y otros insectos se ve gravemente afectado y reducido por el aumento de la construcción de edificios en la ciudad. El diseño de SAWA marca un punto de inflexión en este desarrollo y contribuye a un entorno de vida saludable.

 

En cooperación con ecologistas y biólogos de la ciudad, SAWA fue diseñado para incluir a la naturaleza. Por ejemplo, hay contenedores fijos de flores y plantas en las terrazas y balcones. La plantación es específica del lugar (dependiendo de la orientación al sol y la altura del edificio) y se elige de tal manera que las plantas proporcionen alimento a las especies animales. Se colocarán cajas de anidación en y alrededor del edificio para proporcionar un refugio seguro para pájaros e insectos. De esta forma, SAWA se conecta con las estructuras ecológicas existentes en la ciudad y aumenta la biodiversidad del barrio.

 

Inclusivo

Con una combinación de viviendas que van desde 50 a 165 m2, los futuros residentes de SAWA formarán una comunidad diversa y un reflejo de la ciudad. Cincuenta apartamentos, aproximadamente la mitad del número de viviendas en SAWA, están destinados a alquileres medios. Esto hace que sea accesible para todos los habitantes de Rotterdam con menos ingresos, incluido el grupo de personas de ingresos medios para quienes es cada vez más difícil encontrar una vivienda asequible en la ciudad.

 

 

Energía neutra

SAWA no solo es el edificio más saludable de los Países Bajos, sino que también es energéticamente neutro. Mediante el uso de paneles fotovoltaicos en los techos en combinación con «energía solar remota», calefacción urbana sostenible y otras medidas sostenibles, SAWA ha logrado un EPC de 0. Esto hace que SAWA sea un edificio energéticamente neutro, tanto después de la realización como durante el proceso de construcción.

 

Una vez finalizado, SAWA genera la energía que necesita para las instalaciones comunes. Los paneles solares del techo alimentan el ascensor, la iluminación de las galerías y los puntos de suministros para coches y bicicletas eléctricas.

 



El Barrio Lloydkwartier

El Lloydkwartier tiene un rico pasado marítimo que se remonta a alrededor de 1900. El muelle de Lloyd debe su nombre a la naviera Rotterdamsche Lloyd, que construyó una terminal en el muelle desde donde partían sus barcos de pasajeros hacia el este del mundo. El edificio SAWA debe su nombre a la forma escalonada con generosas terrazas verdes, como referencia a los arrozales orientales y a la historia del lugar.

 

El Lloydpier es uno de los barrios más ricos en agua del centro de Róterdam. El distrito se caracteriza por una mezcla de arquitectura: desde almacenes monumentales transformados y antiguos monumentos portuarios hasta nuevos edificios únicos.

Además, gracias a la multitud de puntos culturales y culinarios, la proximidad del centro de la ciudad, el Lloydkwartier ha pasado de ser una dura zona portuaria a convertirse en un popular barrio residencial y destino gastronómico, en tan solo 15 años.

 

Más información:

https://mei-arch.eu/en/projects/sawa/