Arquitectura, Diseño, Nota de Prensa, Noticias, Últimas Noticias

El Harbour Experience Centre, un nuevo espacio para los visitantes del puerto de Rotterdam.

El estudio de arquitectura MVRDV y el puerto de Rotterdam dan luz verde al Harbour Experience Centre, un centro de visitantes y espacio de exhibición ubicado en el punto más occidental del puerto que combinará una exposición permanente con espacios para eventos y un restaurante y cafetería.

 

El edificio, que está programado para abrir en abril de 2024, tiene como objetivo educar a los habitantes de Rotterdam y visitantes sobre el funcionamiento del puerto, el papel que juega el puerto en la vida de las personas y cómo está cambiando para abordar los desafíos del futuro.

 

El Harbour Experience Centre, que comprende una pila de cinco espacios de exhibición rotados, destaca por su entorno llano y abierto, ofreciendo vistas espectaculares en todas las direcciones de la costa, el puerto y el océano.




El edificio adopta un enfoque práctico y su estética busca transmitir el espíritu simple e industrial del puerto.  La forma del edificio responde a las actividades que tienen lugar por dentro y por fuera: cada piso es cuadrado y tiene una gran ventana panorámica que enmarca una vista, que en conjunto dan una visión general del puerto. La orientación de cada piso, y la dirección de su ventana principal, corresponde a su función: en el café de la planta baja, esta ventana está orientada hacia el oeste para ver las dunas y el Mar del Norte, mientras que los comensales en el restaurante del cuarto piso podrán disfrutar tanto de las vistas del Mar del Norte como de las luces parpadeantes del puerto por la noche.

 

La exposición permanente, diseñada por Kossmanndejong, se distribuye en los tres niveles intermedios. En la exposición, cada nivel aborda un tema diferente y las ventanas panorámicas se centran en elementos dentro del puerto que complementan el contenido de la exposición.




En el centro del edificio hay un gran atrio que funciona por si mismo como espacio expositivo. Una escultura cinética explicativa colgará en su centro, con el modelo del Puerto de Rotterdam a los pies. Este impresionante espacio se enfatiza con la entrada desde la planta baja, con una puerta giratoria que oculta la exposición por detrás hasta que los visitantes ingresan al voluminoso corazón del edificio.

 

Parte del edificio se podrá visitar sin entrada a través de escaleras exteriores que ofrecerán una ruta por las diversas terrazas hasta la azotea y una vista previa de la exposición que ofrecerá una muestra de lo que se puede visitar en el interior.

 

Los materiales del edificio son simples, industriales y sostenibles. La construcción será energéticamente neutra, utilizando acero donado de estructuras demolidas, los paneles de la fachada utilizarán materiales parcialmente reciclados y tendrán un alto nivel de aislamiento, y los techos acústicos estarán hechos de pulpa de papel reciclado. A su vez, el edificio en sí está diseñado con principios circulares en mente: la estructura será desmontable para que sus partes se puedan reutilizar fácilmente, y los paneles de fachada se devolverán al final de la vida útil del edificio en virtud de un acuerdo con el fabricante. Incluso la base del edificio, que evita el uso de pilotes de hormigón, está diseñada para no dejar huella medioambiental.

 

Además de los materiales sostenibles del Harbour Experience Centre, también es un edificio de energía neutral. Gracias a su volumen compacto y su aislamiento eficiente y componentes mecánicos, la energía del edificio puede ser generada localmente por 266 paneles solares y su propio molino de viento.

 

El Harbour Experience Centre es el sucesor de FutureLand, un centro de información temporal que se inauguró en 2009, durante la construcción de la segunda extensión artificial del puerto de Rotterdam conocida como Maasvlakte 2. El éxito de FutureLand impulsó la creación de un centro más completo con una exposición permanente más extensa y poder mostrar así de manera permanente las entrañas del puerto más grande de Europa

 

El Harbour Experience Center lleva el centro de visitantes a un lugar más destacado en la playa. Esta ubicación, en combinación con el diseño de MVRDV que presenta una pila de cajas giratorias, convierte el edificio en una baliza que es visible desde todos lados. En el interior, la exposición permanente del edificio está diseñada por los diseñadores Kossmandejong, con sede en Ámsterdam.

 

 

Más información:

https://mvrdv.com/projects/466/harbour-experience-centre