Sostenibilidad, Últimas Noticias

Inventores ecológicos del futuro en un parque acuático abandonado: así es el primer laboratorio circular de biotecnología del mundo

Bluecity es un hub de emprendedores que reúne a inventores ecológicos en torno a las propuestas de la ‘economía azul’ y que han establecido su lugar de trabajo en un antiguo parque acuático abandonado de Rotterdam. Aquí la producción funciona como un ecosistema propio: lo que un emprendedor considera residuo, para otro es una fuente de alimentación. Pero Bluecity es también un laboratorio y una cocina experimental al mismo tiempo. Desde el 27 de noviembre biotecnólogos, diseñadores y otros emprendedores innovadores son bienvenidos para experimentar con materiales y productos del futuro.

Aunque muchos de los proyectos de innovación están todavía en fase experimental, el principal motivo para la creación de este laboratorio es, según sus ideólogos, la inminente urgencia de encontrar alternativas en el sistema productivo del mercado actual. Aquí todos los productos se han diseñado en un modo sostenible e inteligente, con materiales duraderos, y todo el proceso está pensado para que en un breve espacio de tiempo no veamos restos de ningún residuo en el proceso. “Este laboratorio para experimentar y compartir conocimiento es crucial para poder hacer de la economía libre de residuos una realidad en diez años”, asegura su directora Nienke Binnendijk.

El laboratorio, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Rotterdam y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Rotterdam entre otros, se ubica en un espacio de más de 2.000 m2 del antiguo parque acuático Tropicana, que estuvo abandonado durante décadas. El laboratorio consiste asimismo de varios micro-laboratorios: uno para experimentar con hongos, un laboratorio bacteriano y un laboratorio genérico de bioquímica. A ellos se le suman talleres de impresión en 3D y máquinas CNC. Una combinación de espacios que permite crear la materia prima en el laboratorio y convertirlo en un producto en el taller, para poder desarrollar y testear un prototipo.

Un packaging hecho con los residuos de la elaboración de cerveza, un pigmento para coloración textil a partir  de hongos, piel creada a partir de plantas o una alternativa sostenible al cartón realizada con materiales marinos, son algunos de las ‘bio-soluciones’ que se pueden encontrar en BlueCity Lab, donde además se prepara a estudiantes con situaciones circulares prácticas que pueden desarrollar en su futuro laboral.

Más información