Arte

Arte al aire libre, el mejor plan para disfrutar de un verano cultural en Rotterdam

Con el cierre de los museos durante los pasados meses se hace más necesario que nunca poder disfrutar del arte en un entorno seguro. Rotterdam es en estos meses la ciudad perfecta para tal fin, no solo por ser la ciudad más verde de Holanda, con grandes parques y más árboles que habitantes, sino porque además exhibe permanentemente una importante colección de esculturas al aire libre de artistas de gran renombre como Henri Laurens, Auguste Rodin, Paul McCarthy, Pablo Picasso o Henry Moore. Un gran escaparate artístico al que este verano se suman importantes artistas holandeses de gran renombre como Florentijn Hofman, o Atelier van Lieshout.




‘Bospolder Fox’ es el título de la última obra de gran formato de Florentijn Hofman, conocido por sus patitos de goma gigantes hinchables flotando en aguas de todo el mundo, su enorme hipopótamo navegando en el Támesis, o su gran mono brasileño hecho con 10.000 zapatillas flip-flop. El artista, que concibe sus obras como si fueran verdaderos juguetes, vuelve a trabajar con un formato gigante con el que empequeñecer al espectador. Esta vez se trata de un enorme zorro de 10 metros de alto y 16 de largo, que forma parte del proyecto de revitalización de la zona comercial de Schiedamseweg y que ha sido encargado por el Ayuntamiento de Rotterdam para sumarla a su colección de esculturas al aire libre. El zorro debe su nombre a su ubicación (Bospolder-Tussendijken) y supone un homenaje a la naturaleza y a la ciudad, mientras rememora la antigua identidad de esta zona que una vez estuvo llena de bosques, pólderes y diques. 


El otro importante proyecto escultórico de la ciudad para este verano es ‘Let´s Get Physical’, del estudio Atelier van Lieshout, famoso internacionalmente por sus instalaciones críticas, sus objetos inventados y sus cuerpos escultóricos que se mueven en la frontera del arte, el diseño y la arquitectura. ‘Let´s Get Physical’ es una ruta escultórica por la zona industrial de Merwevierhaven, en el Este de la ciudad, donde se ubican las más de treinta esculturas de gran tamaño en doce localizaciones distintas. ‘Let´s Get Physical’ exhibe una amplia muestra del trabajo de Lieshout, que va desde esculturas figurativas en poliéster hasta objetos abstractos en acero. Pero por encima de todo supone una celebración del arte al abierto y de poder disfrutarlo con los demás en un entorno seguro.


Let’s Get Physical estará hasta el 4 de octubre y la empresa UrbanGuides organiza visitas guiadas en bicicleta.


Para más información: www.avlmundo.org