Arquitectura, Arte, Últimas Noticias

Art Depot, el depósito de arte más grande del mundo

Rotterdam tiene nuevo hito arquitectónico, y como ya nos tiene acostumbrados, éste tampoco pasará inadvertido.  El estudio holandés de arquitectura MVRDV, que ya en 2014 centró todas las miradas en la ciudad con su proyecto Markthal -el primer híbrido entre bloque residencial y mercado- ha sido también el encargado de desarrollar un reto no menos sorprendente: crear un edificio que pudiera albergar los 151.000 objetos de los fondos del Museo Boijmans van Beuningen, el más importante de la ciudad, y hacerlos enteramente accesibles al público.


El edificio se llamará Art Depot, y estará ubicado junto al museo en el Museumpark, en el centro de Rotterdam. Será el primer almacén de arte que estará enteramente a la vista del público. La mayoría de los museos internacionales exhiben de media un 6% de su colección, mientras que el otro 94% se almacena. Boijmans Art Depot ha querido romper con esta concepción y brindar al público la oportunidad de observar todos sus fondos bajo un mismo techo, además de ofrecer la posibilidad de conocer la actividad “entre bastidores” de un museo. De esta manera el público será testigo privilegiado del proceso de conservación, restauración, embalaje o transporte de los objetos de arte, y experimentar así qué supone mantener y cuidar una colección de arte de valor incalculable.


El edificio ha finalizado ya las obras y tan solo abrirá unos días de septiembre al público antes de volver a cerrar para comenzar otra labor no menos titánica: la de mover todos los objetos de la colección desde los diferentes almacenes y depósitos repartidos por la ciudad. En este gran contenedor de arte encontraremos salas de exposiciones, una terraza-jardín en la azotea y un restaurante (ambos abiertos a todo el público), además de abundante espacio de almacenaje. La dinámica será diferente a la de un museo, y al no haber exposiciones, las obras de arte se colocarán siguiendo el criterio de temperatura y humedad, y no según un movimiento artístico o contexto histórico. Las obras se almacenarán de la forma más eficiente posible y se colocarán en estantes, gabinetes o en una de las gigantescas vitrinas suspendidas en el atrio. Los grabados, dibujos y fotografías estarán en recipientes cerrados, pero los visitantes podrán solicitar su acceso.


Uno de los elementos arquitectónicos más llamativos del edificio, que posee una superficie total de 15.541 metros cuadrados, es su forma ovoide y su fachada compuesta por 1.664 paneles de espejos. Estos paneles fueron apadrinados por habitantes e instituciones culturales de Rotterdam para apoyar el proyecto. Gracias a este recubrimiento la naturaleza del parque se ve reflejada en el edificio, como si éste quisiera rendir homenaje a su entorno. En el interior, los visitantes pueden acceder al atrio a través de las 5 grandes escaleras en zig-zag que recuerdan a los dibujos imaginarios de Giovanni Piranesi.


Sjarel Ex, Director del Museo Boijmans Van Beuningen, resalta el importante papel que jugará el edificio en la ciudad: «El Depot será reconocido como un icono mundial de las artes. Se pondrá de relieve el papel del museo como un lugar de acción en lugar de un mero contenedor. Los visitantes aprenderán sobre nuestra cultura compartida y nuestro patrimonio (cómo se cuida y se mantiene) a través de una experiencia artística sin precedentes: por primera vez – aquí en Rotterdam – toda nuestra colección será visible para todo el mundo».

Más información